blogs (3)

Por: Diana Blaquel

Lo primero que Dios instituyó aquí en la tierra fue la familia, siendo este nuestro primer ministerio; por lo tanto, es de inmensa importancia proteger a tu familia.

También te puede interesar:

5 características de una familia unida

¿Cómo mejorar la convivencia familiar? Aquí algunos tips

 Cada día escuchamos más sobre familias disfuncionales, ruptura familiar, o problema, no es un secreto si el enemigo quiere devorar lo más precioso que tenemos, la familia. Dios quiere restaurar y fortalecer familias. Nuestra sociedad necesita familias fuertes, unidas y familias que honren a Dios. 

Si quieres saber cómo proteger a nuestra familia, estos consejos te ayudarán:

1. Enseña la palabra de Dios en tu casa conversa con tus hijos sobre la palabra de Dios

Que no sea solo una enseñanza que escuchan los domingos o que escuchan de su pastor, la Palabra de Dios tiene que vivir en nuestro hogar. 

Conversa con tus hijos sobre principios bíblicos y valores. Incúlcales la palabra de Dios desde pequeños, incluso puedes colocar cuadros con versos de la biblia. Que los hijos puedan escuchar y ver a sus padres leyendo la biblia, teniendo tiempo devocional juntos, con conversaciones sobre temas y principios bíblicos.

 Deuteronomio 6:6-9 dice, “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.  Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

2. En tu casa tiene que haber adoración 

Adora a Dios en tu casa y crea un ambiente de adoración. Adorar significa rendir culto, reverenciar o dar honra. Adora a Dios en tu casa, con tus palabras, actitudes, y estilo de vida. Puedes escuchar cantos de adoración que den honra y gloria a Dios.

3. Habla de santidad en tu casa

Háblale a tus hijos sobre la santidad. Que todo lo que hagamos le dé gloria a Dios. Recuérdale a tu familia que son separados y santificados por medio de Jesús. No tengas temor de hablarle a tus hijos sobre la santidad, lo que significa y la importancia de vivir una vida apartada para Dios.

4. Tienes que ser portero de tu casa

Que entra a tu casa a través de la televisión, a través de la música y aun a través de las redes sociales. ¿Qué tipo de gente entra a tu casa? Ten mucho cuidado con las amistades y personas que llegan a tu hogar, que tipo de conversaciones tienen y cuáles son sus intenciones. 

Cuida mucho lo que entre a tu casa y asegúrate que cada persona que entre a tu casa sea de bendición, traiga buenas noticias, y tengan conversaciones que edifican. No permitas que vengan a tu casa a distraerte, a traer chismes, palabras vulgares o conversaciones que no edifican. Dios quiere vivir y habitar en tu hogar.

Cuidemos nuestro hogar, nuestra familia, nuestro matrimonio y sobre todo nuestros hijos. Que la paz y la bendición de Dios siempre habiten en tu hogar. Que Dios nos de sabiduría para cuidar y proteger a nuestra familia. Dios te bendiga!

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Gráfica-Blog-MV
Diana Blanquel:
Comunicadora, locutora  y conferencista.
Mujer de fe y de oración.
Presentadora de Mujeres Victoriosas.
Redes sociales:
Instagram: @dianablanquel 
Facebook: @dianablanquel