blogs-7

Tener una buena salud mental nos capacita para funcionar bien en la vida cotidiana, a la vez que percibimos el mundo de forma constructiva. Esto hace que se sienta confianza para enfrentar desafíos, aprovechar oportunidades y disfrutar la vida.

La mente y el cuerpo están vinculados, siendo de importancia para el bienestar físico que nuestro estado emocional y la forma cómo son manejados vayan por el mismo camino, al procurar guiar la atención hacia aspectos positivos de la vida.

También te puede interesar:

¿Soy emocionalmente sano?

Beneficios de mantener un buen estado emocional

Por eso, te compartimos 10 acciones que puedes llevar a cabo para que mejore tu bienestar emocional y saques provecho a lo bueno que ofrece la vida. 

Dormir bien.

Ayuda a restaurar mente y cuerpo. Practicar hábitos que ayuden a tener un sueño reparador para evitar sensaciones de cansancio, confusión o ansiedad durante el día.

Cuidarse, amarse.

Procura comer sanamente todos los días, descansar lo suficiente, mover el cuerpo. Estimular buenos pensamientos, estar atentos a las soluciones y a las personas positivas. 

Vivir el presente.

Participar del momento al máximo. Ser consciente de los aromas, colores, texturas y sensaciones que nos rodean, enriquecerá nuestro día a día. 

Refrescarse y descansar.

Permitirse unos momentos de descanso estando despiertos, por ejemplo mirando las nubes u observando un paisaje y dejarse llevar. Que la mente se tranquilice. 

Tener relaciones con propósito.

Alimentar las relaciones, estar atentos a personas afines. Apoyar, compartir, hacerse presente cuando lo necesiten con las personas que están a nuestro alrededor llenará nuestra vida de satisfacción.

Compartir intereses.

Aprovechar aquel pasatiempo o ámbito que te entretiene, entusiasma y apasiona. Esto ayuda a crear un sentimiento de pertenencia y le da sentido a nuestra vida.

Disfrutar cada día.

Incentivar momentos de creatividad, asombro y curiosidad nos ayudará a disfrutar más la vida. Y lo podemos lograr acariciando a nuestra mascota, compartir un juego con los hijos, bailar y sentirse libre.

Pedir y aceptar ayuda.

Todos en algún momento pasaremos por situaciones donde se requiere la ayuda de otra persona para solucionar un problema. Por eso es muy importante pedirla, esto puede ser tan sencillo como pedir un abrazo o llamar a un amigo.

Realizar actos de generosidad.

Dar las gracias a esa persona a quien se tiene que agradecer; una sonrisa acogedora a quien está triste; un abrazo cálido a quien está asustado, nada es pequeño al expresar amor y debemos hacerlo diariamente.

Liberar el estrés.

Además de descansar y meditar, hacer ejercicio, disfrutar de la naturaleza, bailar, cantar, reír a carcajadas. Elegir las actividades que sean del gusto personal y realizarlas a diario.

Cuando conectamos con nuestros objetivos vitales y con lo que realmente deseamos y, por supuesto, luchamos por ello, nuestro camino hacia el desarrollo personal se convierte en algo lleno de pasión, algo que nos da vida y que nos permite gozar de una gran salud emocional.

Recuerda que disfrutar de una buena salud emocional llevará tiempo, sin embargo si somos constantes y nos esforzamos en mejorar nuestros hábitos, podremos tener una actitud positiva, amar quienes somos y disfrutar cada día con las personas que nos rodean.

¡Sigue esforzándote hasta lograr la vida que deseas!

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: