blogs (8)

Quizás en algún punto de tu vida te hayas encontrado hablando contigo misma. Tanto las palabras que expresas como las que se quedan en tus pensamientos, tienen un gran poder; El poder de construir o destruir.

También te puede interesar:

¿Quién eres para Dios?

Evita el autosabotaje

Si bien las relaciones con otras personas son importantes, la relación que tengas contigo misma,  lo es más y el cómo te hables a ti, afectará el cómo te sientes.

Según los expertos el diálogo interno es una gran herramienta de automotivación, ayuda a aumentar tu autoestima, puedes conocer tus propias fortalezas y debilidades e incluso puede cambiar tu percepción y ayudar a mantener una actitud positiva ante los problemas.

Por ello es importante que tu diálogo interno sea positivo, resaltando tu esfuerzo, tu capacidad, tu inteligencia y tu belleza. Pues entre más palabras de aliento más ánimos tendrás y tu amor propio incrementará. 

Para mejorar tu diálogo interno te compartimos estos consejos:

1. Analiza tus pensamientos

Qué es lo que dices de ti, cómo te hablas a ti misma. Pon una alarma a distintas horas del día y cuando suene pregúntate: ¿ese pensamiento que tenía sobre mi era bueno o malo? ¿Puede impulsarme o destruirme?

2. Escribe sobre tus emociones

Anota cuáles son tus emociones sobre ti y qué sientes luego de analizar lo que te dices. 

3. Recuerda lo que Dios dice de ti

Cuando sientas que tus pensamientos hacia ti son negativos, recuerda todo eso que Dios dice de ti, que eres inteligente, que eres hermosa, que eres fuerte, que eres valiente y que eres victoriosa. 

Analiza cómo es tu diálogo interno y recuerda que tus palabras hacia ti misma también tienen poder, eres una mujer victoriosa, capaz, con grandes talentos y amada por Dios, No te autosabotees y exalta tu valor.

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: