fbpx

3 cosas que hizo Ana para que Dios escuchará su oración

Escucha este Devocional aquí:

YouTube player

¿Has atravesado momentos inquietantes en los que crees que Dios no escucha tus oraciones?  Como nosotras, muchas han sido las mujeres que han clamado a Dios por una petición o una respuesta y él ha contestado sus oraciones, pidiendo antes, que se rindan ante Él y confíen en sus planes. 

Otros temas que te podrían interesar: 

3 mujeres de la Biblia, ¿cuál eres tú?

¿Conocías la historia de Ester? Una mujer guiada por Dios 

Al atravesar por momentos difíciles, es muy fácil que la duda y la inseguridad se apodere de nosotras, haciéndonos creer que Dios se olvida de nosotras y nuestras oraciones. 

Dios es un Padre de amor, que se inclina a escuchar nuestras oraciones, sin embargo, muchas veces nos pone a prueba, demostrando nuestra fe. Hoy te invitamos a conocer la historia de Ana; una mujer que pasó por esta misma situación, pero que sus acciones le convirtieron en un ejemplo de fe, oración y espera en Dios. A quien finalmente Dios demostró su gloria al responder las peticiones de su corazón. 

Ana era una mujer  entregada a Dios, ella era la segunda esposa de Elcana; quien la amaba profundamente. Uno de sus sueños más grandes era ser madre, sin embargo, ella no podía concebir. Cada año, ellos iban a adorar a Dios y ofrecerle sacrificio. 

Según relatan las escrituras en una ocasión, mientras adoraba a Dios, Ana, derramó su corazón por una petición, con amargura de alma, oró, lloró abundantemente y le pidió a Dios que se acordara de ella, viendo su aflicción; prometiéndole que si Dios le concedía un hijo, ella lo entregaría a su servicio. Dedicándolo a Él todos los días de su vida. 

Blogs MV (19)

Dios le contestó a Ana y concibió, dando a luz a un hijo varón a quien puso el nombre de Samuel, en que quiere decir, Dios escuchó. 

Esta historia nos demuestra que pese a las situaciones difíciles que estemos atravesando, debemos tener fe y confiar en Dios. 

Acude a la oración: 

La mejor forma de llegar a Dios es por medio de la oración, por eso, confía en Dios y deposita tu petición en sus manos, utiliza la oración para hablar con Dios, Él conoce tu corazón y lo qué hay dentro, pero su deseo es que le busques, le cuentes de ti, tus aflicciones y tus sentimientos. 

Cumple lo que prometes:

En medio de la oración muchas veces hacemos promesas y cuando vemos el milagro nos olvidamos de lo que prometimos, con su ejemplo, Ana nos demuestra que así como Dios es fiel, nosotras también debemos mantenernos fieles a nuestras promesas, Ana dedicó su hijo a Dios y le entregó en servicio a Él. 

YouTube player

Da alabanza a Dios: 

Muestra la gratitud de tu corazón dando gracias a Dios en todo momento, da alabanza y exalta su nombre dándole gracias por sus obras. 

Sin duda la historia de Ana es un gran ejemplo para nosotras, nos demuestra a esperar y confiar en Dios frente a toda situación, agradecer a él y darle alabanza.   

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Share it :

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos de interes…