Dios habla a nuestro corazón y en medio de toda circunstancias Él se mantiene fiel  a sus promesas, pero pide que le temamos. Puede que en alguna oportunidad hayas experimentado en tu vida momentos de duda que marcaron tu fe. 

También te puede interesar

Mantente fiel a ti misma

¿Conoces lo que Dios espera de ti?

En medio de nuestro caminar cristiano experimentamos distintos momentos que nos ayudan a acercarnos más a Dios, quizá necesites atravesar por una prueba, por una duda, o por alguna situación difícil para que puedas experimentar la presencia de Dios en tu vida. Como te compartía al inicio, Dios se mantiene fiel a sus promesas en todo momento y muchas veces permite que vengan a nosotros pruebas que fortalezcan nuestro temor en Él.

¿Quieres incrementar tu temor en Dios? Pon en práctica estos consejos que te ayudarán:  

  1. Ora: La oración ferviente ayuda a fortalecer nuestra relación con Dios, es por ello que debemos buscar en la oración una herramienta para llegar a Dios, ora con confianza que aquello que has pedido está conforme a la voluntad de Dios. 
  2. Alimenta tu corazón de la Palabra: Es por medio de las escrituras que Dios entrega a nosotros sus promesas, nos da revelaciones y verdades que nos ayudan a alimentar nuestro espíritu y fortalecer nuestro temor en Él.
  3. Reconoce la soberanía de Dios: Para fortalecer nuestro temor en Dios aprendamos a reconocer sus atributos de  soberanía, santidad, poder, omnipotencia, inmensidad y gran amor, ríndete ante Él y reconoce que Dios es más grande y más poderoso que cualquier situación. 

En el ejercicio de la alimentar tu alma y el temor de Dios, Él permanece fiel a sus promesas y entrega estas promesas a quienes son temerosos: 

El ángel del SEÑOR acampa en derredor de los que le temen, y los libra. Salmos 34:7

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida. Como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré ni te desampararé. Josué 1:5

Yo pondré mi morada entre ustedes, y mi alma no los abominará. Andaré entre ustedes y seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. Levítico 26:11-12

He aquí que yo estoy contigo; yo te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra. No te abandonaré hasta que haya hecho lo que te he dicho. Génesis 28:15

Luchemos juntas para alcanzar estas promesas, siguiendo los consejos que te hemos dado, pues en medio de todo y aunque no le merezcamos Dios nos ama y nunca nos desampara. 

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Más Popular