¿Tu mente y tu alma se encuentran atormentadas? Regocíjate en Dios y vive a plenitud con estos 4 increíbles consejos. 

Por: Diana Blaquel

Pero qué es regocijarse, significa sentir alegría, gozo, estar contenta o satisfecha.

Usualmente es fácil regocijarse cuando las cosas en tu vida marchan bien. Por ejemplo, cuando tienes buena salud, tu familia está bien, tienes un buen trabajo. 

¿Pero qué sucede cuando las cosas no marchan bien? 

Cómo te sientes cuando te despiden del trabajo, cuando alguien en tu familia está enfermo, o las cosas no están funcionando bien en tu relación?¿Es frustrante no?

Cuando pasamos por tormentas muchas veces dejamos que los problemas nos consuman convirtiéndonos en personas tristes y amargadas. 

Entonces ¿qué podemos hacer en momentos difíciles cuando sentimos que nuestro mundo se cae? ¿Es posible regocijarnos en el Señor?

El apóstol pablo nos habla en Filipenses 4:4-7 y dice lo siguiente: 

“Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos! Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

A partir de este versículo podemos encontrar 4 claves que nos ayudarán a regocijarnos:  

Confía en Dios y regocíjate siempre

Nuestro gozo y alegría no depende de las circunstancias en nuestra vida. 

¡Nuestra felicidad, contentamiento y satisfacción vienen de Dios nuestro creador el que nos dio vida y vida en abundancia! 

Tú puedes regocijarte aun en medio de la prueba y la dificultad. Puedes sonreír y decir firmemente que Dios está contigo y cuida de ti y que Él es la fuente de tu gozo. 

Por nada estés afanada

Deposita todas tus cargas en Dios. Él está para ayudarte, para fortalecerte y para librarte. 

No te afanes por tratar de cargar todo tu sola Dios quiere ser parte de tu vida y está disponible para ti. Deja los afanes aun lado y enfócate en tu relación con Dios. 

Ora con acción de gracias 

Presenta tus peticiones ante Dios y hazlo con acción de gracias.

Dale gracias por todo lo que ha hecho en tu vida, todo lo que está haciendo y todo lo que Él hará. 

Dios nos da paz y guarda tu corazón 

Regocíjate y alégrate sabiendo que Dios te da paz, esa paz que sobrepasa todo entendimiento. Dios guarda tu corazón y tus pensamientos en Cristo.

También te puede interesar:

¿Cómo puedo experimentar la paz de Dios?

3 formas de experimentar Paz

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 


Diana Blanquel:
Comunicadora, locutora  y conferencista.
Mujer de fe y de oración.
Presentadora de Mujeres Victoriosas.
Redes sociales:
Instagram: @dianablanquel 
Facebook: @dianablanquel 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Más Popular