blogs-3

Mucha gente confunde timidez con introversión, pero no son lo mismo. Los introvertidos son personas que suelen preferir actividades en solitario a en compañía, pero que no temen los encuentros sociales.

Los tímidos, por su parte, desean mayor contacto social pero a la vez tienen un temor irracional a ser rechazados o juzgados por los demás, lo que les provoca ansiedad y frustración.

La timidez es el sentimiento de inseguridad, miedo o ansiedad que algunas personas sufren en determinadas situaciones sociales por miedo a ser rechazadas, humilladas o juzgadas de forma negativa. 

Otros temas que te pueden interesar:

LOS 6 PILARES PARA ELEVAR TU AUTOESTIMA
¿CÓMO ALEJARTE DE LO QUE TE HACE DAÑO?

Esa sensación dificulta relacionarse de forma natural con los demás, esto provoca que la persona tímida evite las circunstancias que le causan ansiedad.

La timidez, así como cualquier otro problema, precisa de consejos, ayuda profesional y valentía.

Para combatir la timidez es imprescindible comprenderla, te compartimos 5 consejos para superar la timidez:

Timidez y valentía son lo mismo

Ambas emociones pueden parecerte distintas, pero biológicamente la respuesta de tu cuerpo es idéntica. La única diferencia son tus expectativas: cuando esperas que algo malo ocurra, te invade el miedo y la ansiedad. Pero cuando anticipas un final feliz, sonríes de emoción.

Debes aceptar tus pensamientos negativos y no luchar contra ellos

La importancia de las emociones que a menudo luchamos para cambiarlas, cuando en realidad lo que deberíamos hacer es aceptarlas.

Aprende a equivocarte para reducir tu perfeccionismo

No es raro que las personas tímidas aparenten ser bastante competentes socialmente. Pero sí pudieras leer su mente descubrirás que ella misma no lo valora en absoluto así y es tremendamente crítica consigo misma.

Mejor reconocer que eres tímido que ocultarlo

Si es obvio que eres tímido, es mejor admitirlo que intentar ocultarlo a toda costa. ¿Por qué? Porque así ya no tendrás que esforzarte en ocultarlo y eso te quita mucha presión de encima.

Supera el miedo cuando te paralice

En el momento en que te invadan los miedos antes de presentarte a alguien, por ejemplo, recuérdate a ti mismo la última vez que te pusiste nervioso haciendo lo mismo. Recuerda que experimentaste el mismo miedo, pero que fuiste valiente, te atreviste a dar el paso, y el resultado fue positivo. Tu cuerpo responderá en consecuencia.

En cualquier caso, ten claro que unas veces se gana y otras se aprende, y que romper un hábito tan arraigado no ocurre mágicamente de la noche a la mañana. Requiere tiempo, esfuerzo y el deseo de conseguirlo.

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: