blogs

Por: Jennifer Martínez

Durante mucho tiempo estuve viviendo mis sueños, aplicando todas mis fuerzas en el día a día, viviendo mis expectativas y las de la gente que me rodeaba. Me construía en base a lo que sentía en el momento y así fue cómo llegué a quebrarme.

Vivimos en un mundo quebrantado ya no nos sorprendernos cuando las cosas se rompen en nuestra vida a tal grado de volvernos nada .

Nuestras esperanzas se convierten en polvo! Y es cuando le pedimos a Dios que evite, arregle y restaure nuestra situación.

Pero qué pasa si Dios en vez de evitar, arreglar y reparar, quiere comenzar algo nuevo? Quiere que ese polvo se convierta en algo diferente a lo que ya existía.

Eso fue lo que sucedió conmigo, mis fuerzas no fueron suficientes para soportar todo lo que yo buscaba en la vida y en el momento en el que me quebré y le entregué TODO a Dios, comencé a vivir lo que él tenía para mi vida.

EL POLVO ES UN INGREDIENTE ESENCIAL PARA CREAR UNA NUEVA VIDA , FORMAR UNA IDEA, SUEÑO; NOS CREÓ A NOSOTROS.

En Génesis 2:7 podemos ver cómo Dios nos forma del polvo de la tierra.

Cuando mezclas polvo con agua, se hace barro. El barro depositado en las manos del alfarero se puede convertir en todo aquello que él desee.

En Jeremías 18:1 – 6 , podemos ver cómo Dios le habla a Jeremías a través de la parábola del alfarero.

“Esta es la palabra del Señor, que vino a Jeremías: «Baja ahora mismo a la casa del alfarero, y allí te comunicaré mi mensaje». Entonces bajé a la casa del alfarero, y lo encontré trabajando en el torno. Pero la vasija que estaba modelando se le deshizo en las manos; así que volvió a hacer otra vasija, hasta que le pareció que le había quedado bien. En ese momento la palabra del Señor vino a mí, y me dijo: «Pueblo de Israel, ¿acaso no puedo hacer con ustedes lo mismo que hace este alfarero con el barro? —afirma el Señor —. Ustedes, pueblo de Israel, son en mis manos como el barro en las manos del alfarero.”

Jeremías 18:1-6

Sin duda cuándo estamos quebrantadas buscamos consuelo y restauración. Pero Dios busca poder reconstruir una nueva mejor versión de ti y de todo lo que eres. Confía en que Dios puede hacer algo más grande contigo.

El polvo no tiene porqué significar el final, a veces es el inicio de todo.

  • Si sientes que no tienes un plan B para el mood en el que estás, métete en oración con Dios. Y no salgas de ese lugar hasta que él hable de tu vida.
  • Deja de construir tu identidad con base en lo que la sociedad marque, eso es momentáneo y en algún punto va a quebrar tu identidad.
  • ¡No estás sola! Muchas pasamos por este proceso, pero tú ya sabes que hacer, hazlo!
  • Confía en Dios, él nunca se equivoca y hace todo en el momento perfecto.
Captura-de-Pantalla-2021-05-05-a-las-13.53.48
Nací en México. Soy diseñadora creativa visual, trabajo como creativa freelance. Me encanta ilustrar, diseñar y amo el café. Mi versículo favorito es Hebreos 11.
Redes sociales:
Instagram: @soyjennifermartinez

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: