Es muy bien sabido que debemos confiar plenamente en el señor, porque sólo Él sabe que es lo mejor para mi vida. Pero, ¿Cómo puedo saber si estoy viviendo el plan de Dios en mi vida actualmente? ¿De qué manera ejecuto el plan de Dios en mi vida?

Toma en cuenta estos 3 puntos a continuación para evaluar el plan de Dios en tu vida.

Si queremos encontrar el propósito de Dios pongamos en práctica estas dos cosas que Jesús nos dijo que hiciéramos:

1.) Amar a Dios.

2.) Amar a otras personas.

Pero en cuestión a mi vida personal, ¿Cómo puedo saber si las decisiones que estoy tomando en mi día a día son las que llevan al plan de Dios? La respuesta es muy fácil, pero debemos poner mucho esfuerzo de nuestra parte.

Ama a Dios con todo tu corazón.

1.Vivir según lo que las escrituras nos dicen. 

Leer la palabra de Dios implica que tenemos que obedecer lo que Él quiere que hagamos. Ora y pide sabiduría al señor para que Él te ilumine al momento de leer y así puedas aprender su palabra de la mejor manera. Leamos Santiago 1:5.8

5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídala a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. 6 Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. 7 Quién es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; 8 es indeciso e inconstante en todo lo que hace.
Pide sabiduría diario a Dios.

2.Confía en el señor

Déjale al Señor tu vida en sus manos, aun cuando duela confía en Dios. De esta manera darás mejores frutos en todo momento, no solo en momentos de alegría sino también en situaciones de sequía. Así como nos dice el señor en Jeremías 17: 7-8 : 

Bendito el hombre que confía en el Señor y pone su confianza en él. Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas siempre están verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto.

3. Estar convencida que Dios ya había pensado en ti.

El señor ya tenía planeado tu propósito de vida. Y por amor estás tú aquí hoy y ahora debes vivir una vida con respecto a su propósito. Esto lo podemos comprobar en el siguiente versículo: 

Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo – 2 Timoteo 1:9
Eres única y elegida por Dios.

Mujer victoriosa, espero que sigas estos puntos importantes en tu vida y vivas cada día según el propósito de Dios. Y recuerda, si alguna situación difícil se presenta en tu vida y no comprendes por qué Dios está haciendo eso; mantente firme en Él siguiendo estos 3 puntos y recordando que no tienes que entender el porqué del plan de Dios para tu vida. Debes entender que el plan de Dios se está ejecutando en tu vida.

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Compartir:

Más Popular