Untitled design-61

¿Alguien te ha lastimado tanto? Que hasta te has dicho “yo jamás voy a perdonar a esa persona.” Es demasiado difícil perdonar a alguien que un día te hizo tanto mal, yo tuve que tomar este paso, un familiar mío me hizo mucho daño y no fue hasta que tome la decisión de perdonar que sentí una paz entre mí. 

Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo. Efesios 4:32.

Como seguidores de Dios, nuestro trabajo es seguirlo a Él y su personaje. Debemos ser amables, humildes, servicial, y más que nada perdonar a los demás como Él nos ha perdonado a nosotras. Tenemos que perdonar incondicionalmente.

Yo sé que no es fácil, porque tal vez alguien te lastimo bastante. Pero veras la tranquilidad que sentirá tu corazón cuando decidas perdonar a esa persona. Cuando tienes falta de perdón, te sientes perdida y con un dolor fuerte en tu corazón. Pero al tomar la decisión de perdonar, te vas a sentir plena y completa.

El perdón simplemente comienza con la elección de obedecer el mandato de Dios. Cuando decides perdonar, abres tu corazón a la sanación y restauración de Dios en tu vida.

Ustedes pueden hacer su propia oración, o pueden usar la siguiente como una guía:

Oración:

Dios, gracias por siempre guiarme en cada paso que doy. Te pido que sigas trabajando en cada área de mi vida. Hoy he tomado la decisión de perdonar a esa persona que me hizo mal. Elijo perdonar tal como tú me perdonaste a mí. Te pido que me des la paz necesaria. Cura mi corazón y ayúdame a caminar en amor en el nombre de Jesús. Amen.