blogs-5

Nuestro Dios es un Dios de segundas oportunidades y nuevos comienzos. Si te encuentras con vida, si respiras y puedes leer estas palabras, Dios sigue cumpliendo su propósito. Así que no te rindas ni te des por vencida. Aunque hayas fracasado. En vez de eso, permite que Dios te ayude aún más.

 😇

1. Aceptar responsabilidad por el fracaso propio.

En Proverbios 28:13 dice: «El que oculta sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia». Cuando nos negamos a admitir nuestros errores, no nos sirven para aprender. Seamos sinceros con nosotros mismos. Seamos sinceros con los demás. La mayoría somos expertos en echarle la culpa a otros. Forma parte de nuestra naturaleza pecaminosa. 

 😊

2. Dejar de lamentarse y empezar a arrepentirse.

Luego de un estrepitoso fracaso, se debe dejar de lamentarse y empezar a arrepentirse. La palabra arrepentimiento en griego significa cambiar de mentalidad, ver las cosas desde otra perspectiva, cambiar de dirección, tener un cambio de corazón. En ningún momento debe uno quejarse ni decir: «Soy un fracasado. Soy un desastre. Dios nunca volverá a valerse de mí. Estoy hecho polvo. No sirvo para nada. Dios me hará de lado.» Hay que dejar de lamentarse e iniciar el proceso de arrepentimiento.

 😌

3. Olvidar el pasado y pensar en el futuro.

Cada vez que les viene a la cabeza, piensan: «Ojalá nunca hubiera hecho eso. Me arrepiento de ello.» Y el recuerdo de esa acción continúa manipulándolos. Algunas personas permiten que el pasado controle su futuro. Eso es un error. El pasado debe quedarse en el pasado. La preocupación presente no tiene efecto alguno sobre el pasado. Hay que dejarlo ir y concentrarse en el futuro. Lo que cuenta no es dónde se ha estado, sino la dirección en la que se dirigen sus pies. El pasado no debe tener control alguno sobre nuestra vida.

 🥳

4. Confiar en que Dios lo solucionará.

En Romanos 8:28 dice: «Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados». Dios está creando un estampado con el tejido de nuestra vida. Y será hermoso. Todo encajará. Pero en ocasiones, desde nuestro punto de vista, puede parecer un desastre, un revoltijo. Cuando repasamos nuestra vida, pensamos: «¿Cómo saldrá algo bueno de todo esto?»

 😁

En el pasado, solía preocuparme mucho más que ahora sobre la fuente de los problemas que nos aquejan. 

 😅

Dios desea tomar nuestros mayores fracasos —aquellas áreas de mayores desengaños que deseamos mantener escondidas y secretas— y convertirlos en nuestros puntos más fuertes. Él desea transformarlos en mensajes de vida. ¿Cuáles son sus puntos más débiles? Sean los que sean, son en los que Dios desea trabajar. Lo único que precisa es que dejemos de lamentarnos entre nosotros y le permitamos a Él obrar en nuestra vida.

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCHorKA1AtpDhx7jKVk_c9Xw/

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: