Presidente informa sobre una Orden Ejecutiva que beneficiaría a los DREAMers (3)

La palabra “esperanza” se deriva de “esperar”. Según la Real Academia Española es el “Estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea”. Tener esperanza es tener fe y optimismo, es confiar en que sucederán circunstancias favorables en nuestras vidas.

😌

¿Por qué tener esperanza?

Tener esperanza es muy importante porque este sentimiento ayuda a los seres humanos a superar los problemas a los que se enfrenta, por ejemplo, inconvenientes en el área sentimental, laboral, profesional o social. Este sentimiento combate la depresión, el desánimo, la angustia y la ansiedad porque se tiene la convicción que las situaciones adversas mejorarán. Así como también, inyecta fortaleza y tranquilidad, ya que es combustible para enfrentar los malos momentos.

👌

En la vida cristiana, la esperanza es una virtud por la cual se espera con plena confianza que Dios responderá las peticiones que nosotras, sus hijas, realizamos con fe.

😇

Para comprender mejor este tema, te contaré la siguiente historia ficticia:

Hace algunos meses Laura salió de paseo al parque con su hijo Lucas de tan sólo 2 años, el pequeño jugaba con varios niños del vecindario, corriendo de un lugar a otro. Mientras que Laura platicaba con las madres y niñeras que cuidaban a los otros niños que estaban en el lugar.

🌳

En un descuido, Laura perdió de vista a Lucas e inmediatamente empezó a pedir ayuda para encontrarlo, a los pocos minutos llegó la policía y levantó un informe respecto a la desaparición del pequeño. Desde ese momento Laura sintió una gran culpa por haber perdido de vista a Lucas, pero guardaba la esperanza de encontrarlo vivo y salvo.

👮‍♀️

Gracias a las investigaciones policiales y a la esperanza y fe de Laura, 7 horas después del incidente encontraron a Lucas en una estación de policía cercana, porque una anciana del vecindario encontró al pequeño llorando en su jardín, quien de inmediato informó a las autoridades.

👵

Esas horas fueron las más largas que ha vivido Laura, lloró sin cesar pero guardó firmemente la esperanza que Dios mantendría a salvo a su hijo hasta que lo encontrara. Y así sucedió.Como digo en mi libro Mujeres Victoriosas “La esperanza es la anticipación de un resultado favorable”. Página 28.

Pasos prácticos para cultivar la esperanza:

  • Cree y confía que todos los problemas tienen solución y que todo dolor pasará. Como dice el dicho “No hay mal que dure cien años”.
  • No vivas angustiada, deprimida o triste por situaciones que no tienes la capacidad de solucionar. Mejor ora y mantén la esperanza que Dios solucionará las situaciones que te afectan.
  • Recuerda que Dios nos escucha con amor, Él sabe qué es lo mejor para nosotras, basta con entregarle nuestras adversidades y esperar con esperanza las respuestas que nos de.

¡No te desanimes, aumenta tu esperanza en Dios!

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te dejo el Link: