Untitled design (6)

Hay millones de personas que les gustaría comenzar a incorporar un tiempo de oración y quieren saber cómo hacerlo.

🤷‍♀️

Quiero compartir un consejo que hace años me regaló mi pastor.  El aconsejo a mí y a la congregación de nuestra iglesia, que, aunque estuviéramos super ocupados que empecemos con solamente 5 minutos al día.  Él nos aseguró que esos 5 minutos se convertirían en 10, 15, 20 y así llegaríamos a 1 hora sin darnos cuenta. 

Ese consejo me hizo sentir alivio porque no tenía que pasar horas leyendo y orando solo tenía que dedicarle cinco minutos para empezar y listo.  Así es como yo comencé en este lindo mundo de la oración. Todos los días tengo presente a Dios, pero siempre encuentro un tiempo para Él. Sinceramente, te digo que es uno de mis más grandes poderes.  Ya que he podido comprobar que cuando empiezo mi día con oración y leyendo la palabra todo lo que tengo en mi “To Do list” (en le lista de quehaceres) lo llego a completar.  Los días que no dedico tiempo a solas con Él, es el día donde no me alcanza el tiempo.

👩

Como te menciono en mi libro Mujeres Victoriosas “Tener un tiempo de oración a diario no debería ser complicado. Solo es cuestión de ponerlo en marcha”. Página. 289.

La oración no tiene que ser una carga para ti, no caigas en el engaño que no tienes tiempo, siempre tendrás un momento para dedicárselo a Él.  La oración se basa en abrir tu corazón, mente y alma a Él. Háblale como tu puedas (con libertad). Me encanta lo que Liliana Gebel, nos recuerda en su libro “Busca tu Propio Ángel” debemos orar sin cesar, así como nos lo dice la Escritura.

😉

La oración para mi es una conversación sincera, honesta y liberadora. No tengas vergüenza en conversar con Él.  Él nunca se reirá de ti no importa qué tipo de oración sea, solo se honesta y dile lo que le tienes que decir.  Además, Él ya lo sabe todo y le encanta que tu hables con Él.

Un consejo es que, comiences agradeciéndole porque tienes salud, porque tienes una familia, porque tienes trabajo, porque tienes un techo, y pídele que ayude a la gente que más lo necesite, pídele que te ayude en tu vida diaria y por todos lo que sientas que necesitas que Él te ayude…

🙏

A Dios le puedes contar todo, le podemos contar nuestras frustraciones y desafíos y le podemos pedir ayuda. Pero también la oración consiste en escuchar lo que Dios quiere decirnos. Así que también escúchalo como Él te escucha a ti.

👂

No existe un poder tan grande como el de la oración. La oración nos ayuda a mantenernos firmes al reconocer que una fuerza más grande y superior está obrando en nosotros.

Como te menciono en mi libro Mujeres Victoriosas “La oración nos ayuda a desarrollar una relación con Dios y a sentirlo justo a nuestro lado”. Página. 161.

El orar a Dios nos ayuda a conocerle como un Padre amoroso que está con nosotros en este mundo, y no pensar que es un ser inalcanzable que habita en algún lugar lejano. No le tengas miedo y no temas en hablarle.

Pasos prácticos a seguir:

1.   Asigna un tiempo en el día para dedicárselo a Dios, es un tiempo precioso, donde solo tú y Él están, le puedes contar de todo y él nunca te juzgará, ora a Dios por lo menos cinco minutos al día y será más que suficiente. 

2.   Encuentra un lugar específico, donde sepas que ese lugar es solo para Dios, puede ser en tu sala, tu recamara, tu cocina o en tu cuarto de guerra.

3.   Puedes conseguir una libreta donde apuntes tu carta a Dios del día.  Si no puedes escribirla a diario, tranquila lo que importa es que le escribas algo.  Al pasar los meses, te quedarás impresionada de cómo Dios contesta tus oraciones.

El poder de la oración es un gran regalo a nuestras vidas.  Al aprender que Él nos escucha y que contesta nuestras oraciones, nos anima a vivir a mano de nuestro propósito a diario.

Aprende a conversar, escuchar y seguir a Dios por medio de la oración. Recuerda utilizar siempre palabras sencillas y claras que provengan de ti.

👍

¡Dios como te amo!        💓