La oración surge de la necesidad de los seres humanos de relacionarse con Dios, con la finalidad de agradecer, interceder o pedir iluminación para enfrentar las pruebas que la vida presenta, no es ninguna imposición que impone la vida cristiana. 🙌🏻