blogs (11)

Por: Diana Blaquel 

Servir significa ser de utilidad, estar al servicio de otro, prestar ayuda, o hacer un favor a alguien. 

¿CÓMO ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS?

ME PERDÍ Y TE ENCONTRÉ

La realidad es que es agradable que alguien te ayude o te sirva. Por ejemplo, es maravilloso entrar a un restaurante y que te atiendan con una sonrisa, que inmediatamente te ofrezcan una mesa y te ofrezcan un servicio excelente. Cuando eso sucede uno sale gustoso y muy complacido, pero qué sucede cuando recibes lo contrario: ¿Cuándo hay mal servicio y tienen mala actitud? Creo que no te darán ganas de volver. 

Hay una frase que dice, “El que no vive para servir, no sirve para vivir. Una de las mejores frases que puede salir de nuestra boca es: “¿en qué te puedo servir?” o “¿cómo te puedo ayudar?”. 

Para muchos ser servido es más importante que servir y en nuestra sociedad muchas veces el que sirve es menospreciado y hasta humillado, muchas veces se nos olvida que más que una acción, el servicio es una virtud. El ejemplo más grande que tenemos de esta virtud, es la vida de nuestro Señor Jesucristo; Él siendo el hijo de Dios y el salvador del mundo,  vino a servir. 

Marcos, 10:43-45 dice: «Pero entre ustedes será diferente. El que quiera ser líder deberá ser sirviente, y el que quiera ser el primero entre ustedes deberá ser esclavo de los demás. Pues ni aún el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos».

El servir es una decisión y mi invitación para ti es que decidas servir a Dios. En Josué 24:14-15, nos habla sobre la decisión de servir; al final de su vida Josué reunió a todo el pueblo por última vez para guiarlos, aconsejarlos y comprometerlos a servir al Señor con fidelidad. 

Recordándoles las victorias que Dios había entregado al pueblo y lo fiel que Él había sido con ellos al liberarlos de la prisión en Egipto. 

14 Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová. 

15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Hay 3 cosas que me impactan de estos versos y son: 

  1. Teme a Dios y sírvele con integridad y verdad

Josué le pide al pueblo que teman a Dios y que le sirvan con integridad y verdad. Nosotras debemos servir a Dios de corazón y con integridad, no por conveniencia o por obtener algún beneficio, debemos ser mujeres íntegras que sirvan con transparencia. 

  1. Quita todo lo que te aleje de Dios

 Josué les dice que quiten dioses ajenos y eso puede significar cualquier cosa que le quite el primer lugar a Dios en tu vida. Cualquier cosa que está gobernando tu vida que no sea Dios debe irse. Puede ser tu amor al dinero, las posesiones, tu posición, carácter, orgullo o cualquier cosa que simplemente te aleje de Dios. 

  1. Escoge a quién servir

Josué le dice al pueblo que escojan a quien servir, pero declara que su casa y él servirán al Señor. Es hermoso servir a Dios y mucho más, cuando lo puedes hacer en familia. Mi deseo es ver matrimonios sirviendo al Señor, niños instruidos en el camino de Dios, familias completas al servicio de nuestro Dios todopoderoso. Tú debes decidir servirle a Dios. ¡Confiesa que tú y tu casa servirán al Señor! 

Servir es una decisión, nadie lo puede hacer por ti. Tú debes decidir servirle al Señor y a los demás. Hemos sido llamadas a servir y lo debemos de hacer con integridad y verdad. Recuerda que tu recompensa viene de Dios. Es posible que nadie te va agradecer tu servicio, posiblemente nadie reconozca tu esfuerzo y no seas recompensada por los demás, pero nosotras tenemos que tener claro que la recompensa y la bendición viene de Dios. 

No dejes de servir, sigue sirviendo a los demás, no te canses de hacer el bien y recuerda que la recompensa viene del Señor. 

Oración-para-esta-mañana-768x768-1
Diana Blanquel:
Comunicadora, locutora  y conferencista.
Mujer de fe y de oración.
Presentadora de Mujeres Victoriosas.
Redes sociales:
Instagram: @dianablanquel 
Facebook: @dianablanquel