thumbnails for blogsArtboard 2

Palabras muy fáciles de decir, pero pregúntale a aquella persona que está a punto de cumplir 30, 40, 50, o 60 años. Su reacción a tu declaración depende de la cultura en la que él o ella viven. En las culturas occidentales el llegar a cumplir cierta edad no es un tema de gran celebración interna. El psicólogo Erik Erickson opina que el miedo occidental al envejecimiento nos impide vivir una vida plena. Su opinión tiene mucho valor. Si no le crees, pregúntale a las personas que gastan millones de dólares anuales comprando cremas o cirugías, tratando de mantener un poquito de su juventud. Por años vengo escuchando de personas que comparten o aconsejan que debemos envejecer con gracia. ¿Qué significa para envejecer con gracia?

Este fin de semana mi esposo y yo pudimos observar a tres personas que definitivamente han dominado el concepto de envejecer con gracia. Vimos el programa de televisión “forever Young” o por siempre joven.

Por la televisión conocimos a tres personas inspiradoras. Jean, es una Sra. De 93 años quien empezó a bailar desde los 8. Ella cuenta que, aunque a veces se le hace difícil caminar, de bien oye la música sus pies se empiezan a mover. Ned un hombre de 73 años, es conocido como el “rey de la soga de saltar” y empezó a hacerlo desde los 40 años. Franco, de 79 años, le encanta patinar y es un experto en el área. Jean bailo con un estilo súper elegante, Ned salto su soga con un dominio seguro, y Franco patino alrededor de unas bellas patinadoras de tal manera que podíamos observar la felicidad que cada uno experimentaba en su alma.

Cada una de ellas tiene tres factores en común. Factores que en mi opinión nos pueden ayudar.

Primero, empezaron y continuaron haciendo algo que aman desde hace muchos años.

Segundo, cada uno de ellos sin importar los años que hayan pasado sigue practicando lo que les encanta hacer.

Tercero, la sonrisa en cada uno de sus rostros refleja la pasión que corre por sus venas para seguir haciendo lo que tanto les gusta.

Al terminar el programa le dije a mi esposo que estaba impresionada de la actitud de Jean, Ned, y Franco. Le dije que bailar es una actividad que llevo a cabo a menudo, saltar soga, también, pero patinar, eso sí es algo que deje de hacer hace mucho tiempo. Quiero compartir contigo que decidí comprarme un par de patines para volver a patinar, así como lo hice hace muchos años. Una actividad que me encantaba. Aunque todavía no he localizado un buen lugar para comprarlos, espero pronto compartir contigo en mis redes sociales mi aventura de patinaje (claro que no incluiré ninguna foto o video de una inevitable y posible caída) Te desafío a que tú también trates de retomar una actividad que te lleno el alma en el pasado y así poquito a poquito aprendamos a envejecer con gracia.