Untitled design

En estos días resulta muy fácil olvidarnos de la belleza de nuestro planeta; comenzando porque el mundo nos satura de muchísimas imágenes artificiales por medio de pantallas, y terminando porque no deberíamos salir para evitar contagios. 

😵😷

A mí me parece que no hay nada más bello que un paisaje natural, ya sea un cuadro magníficamente pintado en el cielo por la misma mano de Dios, una escena interpretada por las diversas criaturas de nuestra biósfera, o una sinfonía improvisada por los cantos de las aves, la intervención de los insectos, el equilibrio armónico del agua y el susurro del viento.

🌈🌊🌾🦗

¿Sabías que hay estudios que demuestran que conectarte con la naturaleza podría traer resultados positivos a tu vida? Mejora tu salud, te reanima, y te relaja. 

 😌✨

Como digo en la página 247 de mi libro ‘Mujeres Victoriosas’ : Muchas de nosotras perdemos la oportunidad de conectarnos con la belleza simple pero exquisita que nos rodea, sin embargo, un par de minutos invertidos pueden hacer una gran diferencia en tu perspectiva.


Existen muchas maneras de conectarte con la naturaleza y revivir o desarrollar una devoción especial por ella, y lo mejor es que lo puedes hacer incluso dentro de tu misma casa:

  • Toma un par de segundos para mirar hacia arriba: ya sea de día o de noche; no importando si el cielo está nublado o despejado, te aseguro que serás capaz de apreciar la diferente belleza de las nubes, las estrellas, la luna, el sol, un arcoíris, o los colores pastel que se aprecian en determinadas estaciones del año.
  • Camina descalza en el césped, en la tierra, o en la arena: Liberarás las cargas negativas de tu cuerpo y te sentirás aliviado mental y físicamente.
  • Observa el comportamiento de los insectos y animales a tu alcance: quizás esto resulte un poco desagradable para algunas personas, pero te aseguro que es fascinante identificar comportamientos que demuestran amor, empatía, inteligencia y astucia en esos seres ”no pensantes” tan pequeños.
  • Encárgate con amor de una plantita o árbol: asegúrate de que no le falte el agua, la luz solar necesaria, y cuida su orientación. Asegúrate de que crezca sana/o y fuerte, y si se llega a inclinar demasiado hacia algún lado, redirecciónala/o para que no sufra ningún daño en su tallo o tronco. 
  • No le huyas al agua: por lo general cuando empieza a llover y nos encontramos en la calle buscamos la manera de protegernos del agua para evitar enfermarnos o arruinar nuestro peinado o atuendo, sin embargo, hay momentos en los que es inevitable y te aseguro que te será mucho mejor recibir cada gota con la mayor aceptación posible. Permítete experimentar el ímpetu con el que cae y choca con tu cuerpo; absorbe esa energía directa del cielo, asimílalo como una limpieza de todo lo negativo del día o como un poderoso disolvente que reducirá el volumen de un pesar dentro de ti.

Lo maravilloso de la naturaleza es que encuentras fácilmente alegorías sobre la vida humana. Puedes aprender lecciones verdaderamente edificantes y mientras eso pasa, deleita tus sentidos de maneras indescriptibles.

¡Dedica un par de minutos a la majestuosidad de la naturaleza y tu cuerpo, alma y mente te lo agradecerán!

Te dejaré el link donde puedes adquirir el libro de Mujeres Victoriosas