21

Has escuchado el dicho “La paz empieza en el hogar”.

¿Crees que es cierto?

Yo creo que si…

Si en tu hogar se vive en un ambiente feliz, de unidad, que se tratan con respeto, con apoyo y sin violencia, podrás actuar con paz y tranquilidad en todas partes.

Desafortunadamente, no en todos los hogares se vive en paz. Por supuesto esto afecta a toda la familia, desde el más pequeño de tu hogar hasta el más grande, Lo triste es que no nos damos cuenta del daño que les estamos causando.

He escuchado en las noticias que en estos momentos por la cuarentena que estamos viviendo hay más índices de violencia familiar. Qué triste.

Pero te recuerdo Mujer Victoriosa, nosotras podemos cambiar y arreglar todos nuestros problemas, tenemos que luchar para alcanzar la paz, la paz tiene que nacer de nuestros corazones.

¿Qué es la paz?

Es la tranquilidad, estabilidad y seguridad con nosotros mismos, no es estar en guerra, ni estar pensando, hablando o realizando daño físico al prójimo.

Mujer Victoriosa, te digo que siempre estarás en medio de la paz y la guerra, siempre tendrás días caóticos y días tranquilos, días buenos y días malos.

Pero con paciencia y apoyo de tus seres queridos todos saldrán adelante.

¿Es fácil vivir en paz?

Yo sé que no es fácil.  Mi primera semana de quedarnos juntos en familia descubrimos que sería un reto para los cuatros sobrevivir estos días en paz.  Yo tengo mis gustos y mis maneras de organizarme.  

Como, por ejemplo, me gusta el orden.  Mis hijos han tenido que cocinar y acostumbrarse a que después de comer, tienen que dejar la cocina limpia de bien terminen de comer.  No después, cuando encuentren tiempo. Este tema causó una gran incomodidad para todos, pero gracias a Dios que lo hablamos y ellos entendieron que ese sistema es importante para mí. 

Claro que no fue fácil pero sabiamente lo hablamos, lo planeamos, y ahora juntos ejecutamos lo que nos prometimos. ¿Por qué?  Porque nos gusta vivir en paz. 

Si tu alcanzas la paz y estás bien y segura de ti, tu familia también estará bien.  Nosotras como mujeres tenemos que enseñarles a nuestros hijos, como poder vivir con paz para que en el futuro ellos puedan brillar de la mejor forma.  Y ser pacificadoras y no personas que les guste la pelea.

Ahora que estamos con la pandemia del COVID-19, podemos trabajar en obtener la paz, no solo nosotras, sino que también para todos los miembros de nuestra familia.

Podemos enseñarles a nuestros hijos a que distingan entre el bien y el mal, lo que es correcto o lo que no lo es.  Nunca olvides que nuestros hijos son nuestro reflejo. En otras palabras, tú y yo somos el espejo en el que ellos se ven y actúan como nosotras.

Podrías una tarde juntar a todos los miembros de tu familia para hablar de todos los valores que deben reinar en el hogar como:

  • Respeto

  • Tolerancia

  • Paciencia

  • Honestidad

  • Caridad

  • Colaboración

  • Esfuerzo

  • Felicidad

  • Puntualidad

Para que tus hijos aprendan, para que toda persona en tu hogar aprenda, para que tu esposo y tu recuerden los valores para ser victoriosos. (a veces se nos olvidan)

En este tiempo de quedarse en casa puedes disfrutar a tu familia al máximo no pelear, ni gritar, solo aprender a convivir todos juntos y lograr ser lo más felices posibles con respeto, paciencia, tolerancia y honestidad.

Te deseo a ti y a tu familia toda la paz del mundo.

¡Busca tu paz!