Untitled design (8)

Como personas tenemos muchas metas.  Tenemos muchas cosas en la mente por cumplir, metas diarias y metas a largo plazo.

Pero siempre tenemos dos distracciones: las ocupaciones y los temores.

 Ocupaciones:

Tantas cosas buenas que tenemos que hacer, que sentimos que estamos todo el tiempo muy ocupados.  Pensamos que estamos sobrecargadas por todo lo que tenemos que hacer en la casa, trabajos, hijos, que al final nos sentimos tan agotadas.

😓

Como Mujeres Victoriosas, queremos realizar todas las actividades planeadas en un día.

💁

¿Pero en realidad tienes que hacer todo lo que tienes planeado en un día?

No necesariamente. No se puede hacer todo en un día, la semana tiene 7 días y puedes distribuir tu agenda para que te dé tiempo en realizar todas tus actividades, así no te sentirás agotada la mayoría del tiempo.

🕑

Mi consejo es que no llenes tanto tu agenda, porque si lo haces te frustrarás y ya no lograrás hacer todo lo que tenías planeado. En otras palabras, terminas el día agotada y te sientes vacía. Revisa tu agenda, tu calendario muy a menudo, te darás cuenta en las cosas que estás invirtiendo tu tiempo y elige qué actividades son más importantes.

📒🗓

Como te digo en mi libro Mujeres Victoriosas “Ser una mujer ocupada no te convierte en una mejor persona. Solamente te impide estar disponible para vivir intencionalmente con propósito y misión”. Páginas. 80, 81.

Analiza tu vida y piensa si estás cumpliendo con tus misiones.

🤔

Es aquí donde conocer tu propósito y entender tus misiones en la etapa en que te encuentres te ayudará a tomar decisiones sabias.

Algo que he aprendido es que cuando conoces tu propósito y tus misiones, es fácil rechazar compromisos que no te ayudarán a alcanzar tus metas.

Es decisión tuya aceptar todo, tú decides qué trabajo puedes cumplir y que no, que es lo que te aportará en tu vida para crecer y cumplir con tu propósito.

👩

Temor:

Si sientes mucho temor, tranquila, no es el fin del mundo.  Pero asegúrate de al menos darte una oportunidad de tratarlo.  Así podrás decidir o te darás cuenta si lo que quieres hacer en realidad te gusta o puedes decidir cambiar tu rumbo.

😦

Como te menciono en mi libro mujeres victoriosas “El temor te impide vivir con propósito y con misión”. Página.82.

Cuando yo comencé con la televisión, tuve que vencer mis miedos y decirle que si a una oportunidad espectacular.  El temor casi me vence en la decisión de aparecer en la televisión, ahora no me imagino si no lo hubiera hecho, mi misión de educar a familias inmigrantes sobre sus derechos ya no lo hubiera podido hacer si rechazaba esa gran oportunidad. O quien sabe, tal vez Dios se hubiera asegurado de nuevamente presentarme ese reto en algún momento de mi vida.

📺

Me siento muy bendecida al saber que puedo impactar a las familias de manera positiva al educarlas sobre sus derechos.

😊

Sentí temor cuando decidí aceptar aparecer en la televisión, pero mi esposo me ayudó a vencerlo y demostrarme a mí misma que si podía,  Si me hubiera ganado el temor, por pensar que iba hacer el ridículo, de no estar tan preparada, no hubiera compartido mis conocimientos por ya más de una década con familias inmigrantes en Estados Unidos.

Mi esposo me dijo “Donde quieras que vayas, no estás sola, ¿Cierto? Dios camina justo a tu lado como una bola de fuego lista para hacer lo que sea necesario para que tu luz resplandezca”.

💞

A veces no es el tiempo correcto para aceptar un compromiso o una oportunidad, pero el temor no debería ser la razón por la cual la rechaces.

Cuando tengas miedo, recuerda que su origen es una mentira que trata de hacerte sentir insignificante e indefensa. Niega la mentira y descubre la verdad.

Consejos prácticos a seguir:

1.   Ordena tu agenda, ve cuantas actividades tienes al día.  Distribuye tus actividades en el transcurso de la semana. Coloca las más importantes, de acuerdo a tu propósito, al principio y las menos importantes de último. Te dará más tranquilidad que las actividades más importantes las terminarás más rápido y no te dará angustia que no terminaras y desecha sin temor las actividades que sientes que no te aportarán nada.

2.   Analiza las oportunidades que se te presentan.  Si has rechazado una oportunidad, porque creíste que no estabas preparada o tenías temor, no tengas miedo, analiza si en realidad puedes, realiza una tabla de lo bueno y lo malo de la oportunidad y que tanto sabes del tema. A veces es bueno arriesgarse y recuerda que en el camino lograrás aprender mucho más.

3.   Si sientes que por estar muy ocupada o el temor no te permite alcanzar tu propósito, te invito a que te sientes, escribas y analices qué es lo que te impide a no seguir.  Rechaza sin temor lo malo o lo que piensas que no te está aportando nada. Realiza una lista, lo que quieres lograr y enfócate en ella.

Para lograr cumplir con tu propósito tienes que revisar tus actividades y vencer el temor.

💪

¡Vivir con propósito nos hace felices!

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te dejo el Link: