pexels-photo-789822

El poder de la gratitud

Alguna vez han pasado por una situación difícil donde se tuvieron que preguntar, ¿Cómo puedo estar agradecida cuando estoy pasando por un momento tan difícil?

Déjenme les recuerdo que SIEMPRE hay algo por lo que podemos estar agradecidas. Debemos pensar en todas las áreas en las que Dios nos ha bendecido. Por ejemplo, yo me siento agradecida por mi familia, mis amistades, mi trabajo, mi casa, y por muchas otras razones. ¿Cuáles son las razones por las cuales te sientes agradecida?

Mantengamos la actitud de gratitud y eso nos dará la fuerza que necesitamos para rechazar pensamientos y sentimientos negativos. Como dice el libro en Mujeres Victoriosas, “Incluso, cuando elegimos vivir agradecidas somos capaces de dar gracias por las circunstancias difíciles que atravesamos y aprender de ellas.” Mantengamos la actitud de gratitud y hay que siempre recordar apreciar la vida tal como es. No vivamos comparándonos con lo que otros si tienen y lo que nosotras todavía no tenemos. ¿Para qué perder nuestro tiempo comparándonos con los demás? Nosotras tenemos mucho por lo que podemos estar agradecidas. Hay que ser feliz y mantener la gratitud con las cosas que Dios nos ha bendecido.

Vivamos todos los días contentas, alegres, felices, y satisfechas. No hay que quejarnos por cosas insignificantes: por ejemplo, si estamos en tráfico, en vez de quejarnos por tanto tráfico, hay que agradecer que tenemos carro y hay que ponernos a escuchar música, o un podcast, concentrarnos en otras cosas menos en estarnos quejando.

Aquí les comparto un secreto que a mí me ha hecho demasiado bien. Cada mañana que despierten, denle gracias a Dios por otro día de vida, gracias por el techo que tenemos, cama, almohada, por todo lo que se sienten agradecidos en su mañana. Esta acción traerá transformación a su vida. Hay que utilizar cada día el poder de la gratitud, esto nos ayudara a cambiar nuestra actitud. Hay que vivir como una mujer feliz y plena. Las reto, tanto como a mí, a que hoy y en adelante utilicemos todos los días el poder de la gratitud. Cuéntenme, ¿que son las cosas por las cuales te sientes feliz y agradecida?