¿Dios puede ser mi sanador? ¿Te sientes herida? ¿Por qué me siento tan herida?

Veamos como Dios es nuestro sanador, Dios ha sido el mismo ayer, hoy, mañana y siempre, y así como cuidó de su pueblo en el pasado, así mismo cuida de nosotras.

Dios es quien nos sana de cualquier herida o dolor.

En Salmos 30:2 “Señor mi Dios, te pedí ayuda y me sanaste.”  Cuando uno acude a Dios y le pide ayuda en cualquier situación, Dios nos ayuda y da la solución.

Recordemos esto Mujeres Victoriosas:

Muchas veces pasamos por situaciones inesperadas y no entendemos si esta situaciones nos va a ayudar a crecer, como personas, emocional y/o espiritualmente.

¿Qué hacemos cuando otras personas o alguna situación hiere nuestro corazón?  Nosotras como mujeres podemos sentir muchísimas cosas, enojo, tristeza, ira, y cualquier sentimiento negativo, pues somos mujeres.

Dios quiere que nos acerquemos a Él para tener una restauración completa.

Dios tiene la historias por contarte:

En la biblia encontramos muchos ejemplos donde Dios permite que pasen muchas situaciones a sus discípulos y/o seguidores y también vemos que Dios les da la solución y sanación.

3 COSAS QUE DIOS QUIERE DE TI EN EL PROCESO.

En Job 5:8 “Porque él hiere, pero venda la herida; golpea, pero trae alivio.” nos recuerda que aunque pasemos por situaciones que nos hieran o lastimen, Dios tiene un propósito y es Él quien nos da la sanación.

Recordemos estos 3 consejos que nos ayudarán cuando estemos heridas.

  1. Dios nos da situaciones que necesitamos pasar y que superaremos con su ayuda.
  2. Puedes tener sentimientos negativos, pero no dejes que se guarden en tu corazón. 
  3. Dios es quién da la sanación a cualquier herida que tengas, ya sea física o emocional.

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Compartir:

Más Popular