¿Has estado en una relación que no funcionó? ¿Quieres sanar tu corazón? Mira estos consejos que te ayudarán.

¿Alguna vez has atravesado por un corazón roto o la pérdida de una amiga? Durante las relaciones existen algunas complicaciones, pues involucran a seres imperfectos y diferentes.

Aunque las relaciones necesitan ser cultivadas para llegar al éxito, también existe la probabilidad de que no todas funcionen. 

Por ejemplo, un rompimiento o  una amistad que llega a su fin. En consecuencia sufrimos por estas relaciones que terminan.

 ¿Pero qué podemos hacer para sanar cuando una relación no funcionó y llegó a su fin? Mira estos consejos:

Tus sentimientos son válidos

Es normal sentirse triste, llorar, y sentirte sola. Acaba de terminar una relación que significó mucho para ti. Date tiempo para validar tus sentimientos y emociones. 

Toma tiempo para recuperarte 

No inicies una relación inmediatamente, sanar es un proceso,  por esto mismo, toma su tiempo. Date tiempo para recuperarte. 

Después de la ruptura de una relación es usual ver personas que inmediatamente iniciar otra relación para olvidar, para llenar un vacío o la ausencia de la otra persona, pero no lo hagas.

Es necesario que te tomes tiempo para estar sola, para amarte y valorarte. No creas en el dicho que dicen que un clavo saca a otro clavo. 

Si lo haces, estarás iniciando lo que pudiera ser un círculo vicioso y siempre buscarás estar en una relación para no sentirte sola. 

Al contrario, como mujer cristiana y mujer victoriosa, permítete sanar, pasa tiempo con Dios, permite que Dios entre a tu vida y sane tu corazón. 

Reflexiona sobre por qué la relación no funcionó

Date un tiempo para reflexionar, piensa en  qué aprendiste, qué momentos disfrutaste, y que te hizo sonreír en esta relación. 

También reflexiona en lo que no disfrutaste de esta relación. ¿Qué fue lo que te hizo sentir incómoda o te lastimó? 

Por último, es necesario pensar en cómo puedes mejorar, ¿que necesitas cambiar en tu vida o en tu carácter? 

Esto te ayudará a determinar qué buscas en una relación y que no estás dispuesta a tolerar en tu siguiente relación.  

Enfócate en tu relación con Dios

Dedica tiempo a crecer espiritualmente. Deja que Jesús entre a tu corazón y sane toda herida. 

Así mismo, permítele a Dios que trabaje en tu carácter. Llénate del amor de Dios y reconoce que la relación más importante en tu vida es tu relación con El. 

Dios te ama, eres importante para Él, y Él jamás te va a fallar. 

Recuerda, atravesar por un corazón roto es un proceso, sin embargo, sanarás con la ayuda de Dios. Aprende a conocerte, amarte y crecer en tu relación con Dios, para que sea Él quien restaure tu corazón.  

Otros temas que te puede interesar: 

¿Cómo superar un corazón roto?

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Diana Blanquel:
Comunicadora, locutora  y conferencista.
Mujer de fe y de oración.
Presentadora de Mujeres Victoriosas.
Redes sociales:
Instagram: @dianablanquel 
Facebook: @dianablanquel 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Más Popular