REAL ID (2)

Prepárate para brillar

Durante todos estos años de preparación para ser la mujer que soy hoy he implementado varios métodos y hábitos positivos que para mí me han funcionado mucho. 

Me han servido para sentirme preparada y dar lo mejor de mí en los diferentes roles que tengo.

¿Cuáles son estos métodos?

Existen varios métodos y hábitos que he incorporado a mi vida diaria al pasar los años.  

Quiero compartir dos métodos que me ayudan mucho para ser una mujer preparada.

·        El primero es el preparar mi espacio mental.

·        El segundo es el preparar mi espacio físico.

Hoy compartiré contigo lo que me ayuda a preparar mi espacio mental.  En el próximo blog te contaré cómo preparo mi espacio físico para sentirme mejor y ser más productiva.

Para preparar mi espacio mental lo que hago es:

Empiezo mi día laboral con un cuaderno de apuntes a mi lado.  En una hoja del cuaderno tengo escrito los deberes por cumplir del día.  Incluyendo llamadas, correos electrónicos por escribir, juntas, grabaciones, y mis otras responsabilidades del día.

Un gran consejo es apuntar todo lo que tengas que hacer, ya que como mujeres estamos pensando en varias cosas y deberes que queremos hacer.   Pero al no escribirlas ocupas tu mente con información que no vas a necesitar en ese mismo momento.  En cambio, al escribirlas ya estarás convencida que no las olvidarás y que eventualmente de acuerdo a las prioridades del día podrás llegar a completarlas.

Entonces para enfocarnos y que nos salga todo muy bien, es necesario ser organizadas y ordenar nuestro cerebro, apuntar todo lo que tengamos que hacer y luego vamos tachando las actividades que ya hicimos y veremos cuales nos faltan.

Apunta las cosas para que tu mente esté más despejada y comienza en pensar en otras cosas más importantes como el enfocarte en terminar la prioridad del día y no empezar a preocuparte del viaje que tienes que hacer al supermercado después del trabajo.

Como lo comparto en mi libro Mujeres Victoriosas“Toma nota, ocúpate del asunto cuando llegue el momento correcto y deja de pensar en ello. Una vez que lo apuntes, tu mente será capaz de cerrar esa ventana y volver a enfocarse”. Página. 127.

 En el próximo blog compartiré contigo como preparo mi espacio físico.

Si te ayudó esta información, por favor compártela con tus amigos.  

¡Vamos prepárate para ser una Mujer Victoriosa!