¿Te has sentido cansada o abrumada?¿Te falta fortalecer tu relación con Dios? Mira estos 4 consejos para desconectarte del mundo y conectarte con Dios.

Quizá en algún momento de la vida puedas haberte sentido abrumada o agotada por las responsabilidades del mundo; por ejemplo, las tareas del hogar, los estudios, el trabajo y la familia. 

Permítete desconectarte del mundo

Vivimos tan afanadas y tan apresuradas que muchas veces olvidamos descansar.

Por ejemplo creemos que debemos ser altamente productivos. De esta forma nos olvidamos de cuidar nuestra relación con Dios. 

Al contrario de lo que pensamos, ser productivo no es realizar miles de tareas al día, más bien, es enfocarnos en lo verdaderamente importante, por ejemplo nuestra relación con Dios.   

Dios no quiere líderes cansados, es por ello que él busca renovar tus fuerzas.

Descansa en Dios

Como mujeres victoriosas, estamos llamadas a descansar en Jesucristo, en su presencia y en su palabra.

Para de esta forma desconectarte de lo que hay alrededor y conectarte verdaderamente con Dios. 

¿Pero cómo puedes descansar de las responsabilidades pero también de los problemas? Estos consejos te ayudarán. 

Sal a caminar y pasa tiempo con la naturaleza

Sal para desconectarte de tu ambiente, dedicate un tiempo para olvidar los problemas de tu hogar, de la oficina.

De esta forma, este tiempo te ayudará a borrar tus preocupaciones, respirar, pero también disfrutar de las maravillas de Dios.

Reflexiona sobre el amor de Dios y desconéctate del teléfono

Olvídate del teléfono

Permítete desconectarte de la tecnología. Por ejemplo de las redes sociales, las llamadas, los mensajes y los aparatos electrónicos. 

Toma un momento para reflexionar sobre lo que Dios hace en tu vida, aprende a compartir contigo misma. 

Fomenta tu relación con Dios

Desconéctate del mundo para conectar con Dios, como mujer cristiana, enfócate en mejorar tu relación con Dios.

Haz un devocional, lee la palabra y sobre todo pídele a Dios que te de descanso y hable a tu corazón, deja que Dios se convierta en alimento para tu vida.  

Fortalece tu relacion con Dios

Deja que Dios tome el control

Respira, descansa y deja que Dios tome el control de tu vida. Ofrécele tu vida a Dios y deja que él obre en tu vida. 

Muchas veces decimos “Dios toma el control”, sin embargo, estamos tan afanadas y recordando los problemas.

Ten fe, si ya entregaste eso a Dios, deja que él obre y descansa en sus promesas. 

Finalmente queremos recordarte que para encontrar un verdadero descanso en Dios es necesario desconectarte del mundo, para reconectar con Dios, tu padre y salvador.

Otros temas que te podrían interesar: 

Detente, vive sin prisas

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Compartir:

Más Popular