Untitled design-20

Todos los jueves me reúno con amigos que anhelan conocer la palabra de Dios más profundamente, son contemporáneos a mi edad y casi todos vivimos esa vida rutinaria del trabajo, estudio y responsabilidades. La verdad, lo hago para YO aprender más de la Biblia, para YO sentir que estoy buscando más a Dios y para YO poder traer mis cargas y ellos puedan orar por mí.

Pero mientras las semanas pasaban, pude darme cuenta que estaba yendo por la razón más equivocada. No se trata de lo que YO pueda recibir, sino de los que los demás reciban. Pude darme cuenta lo importante que es pensar en los demás, orar por ellos y ver su caminar con Dios. Me di cuenta que caminar con Dios sola, no es tan impactante como caminar con Dios junto a otros.

Después de analizar esto, quise compartir con ustedes los siguientes tres puntos:

1. Las quiero animar a buscar esas amistades que anhelen servir y agradar a Dios. Invertir nuestro tiempo y dar de nosotras lo más que podamos por ellos. Porque esas amistades son las que realmente valen la pena.

2. No tiene nada de malo que tengamos todo tipo de amigos, sean cristianos o no. Pero si es importante compartir nuestra vida espiritual con personas que nos inspiren, con personas que nos manden un versículo de vez en cuando o que oren por nosotras.

3. Pidámosle a Dios que nos ayude a discernir esas amistades que nos motiven a llevar una vida a Su lado. Busquemos la costumbre de compartir nuestro caminar de fe con ellos, busquemos el hábito de no solo pasarla bien con ellos y reír, sino que también buscar el hábito de hablar de Dios y estudiar de su palabra juntos.

¡Mujeres Victoriosas hay que crecer en el Señor juntas! Seamos débiles, fuertes, sensibles y reales juntas. ¿Me acompañan?

Proverbios 18:24

Hay amigos[a] que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.