food-plate-healthy-coffee 2

Son las 5 de la mañana y tu alarma se prende. ¿Eres de las que se levanta rápido y súper emocionada para iniciar tu día? O, ¿eres de las que le pone “snooze” a la alarma mínimo 5 veces porque no te quieres levantar? Siento que muchas de nosotras nos podemos identificar con la segunda opción. Y es que la verdad si hay días que no nos sentimos con tanto ánimo. PERO si es algo que sentimos constantemente entonces si es un pequeñito problema. PERO no se preocupen amigas estoy aquí para darles 3 hábitos que podemos comenzar para disfrutar más nuestras mañanas. Aprender a disfrutar nuestra mañana puede ser una de las mejores cosas que podemos hacer para nuestra salud, carrera, y vida personal. Aquí comparto con ustedes algunos hábitos que les puede ayudar:

1.Ora todas tus mañanas

Empiecen su día con una oración. ¿Qué mejor manera que empezar tu mañana con una oración? Tal vez digas, es que yo me levanto a las 4 de la mañana y no me da tiempo. Y te digo que estas en el lugar perfecto porque hoy les tengo una solución. Tómense solamente 1 minuto de su mañana para ser una pequeña oración, “Gracias Dios por otro día de vida te pido que me guíes en cada paso que dé para poder cumplir con el propósito que tienes para mí. Gracias por todas tus bendiciones en el nombre de Jesús. Amén”. ¡Y listo! Comenzaste tu mañana en la mejor manera posible.

2.Planea tu día la noche anterior

Una de las frustraciones de nuestras mañanas puede ser lo apresuradas que estamos. Estamos apuradas porque nos tenemos que bañar, arreglar, preparar el lonche, etc. Y llegamos al trabajo apresuras y ya medio agitadas porque no pudimos disfrutar de nuestra mañana. Lo bueno es que esto puede ser totalmente evitado. ¿Por qué no mejor preparamos todo la noche anterior?  En la noche podemos escoger lo que nos vamos a poner al siguiente día, preparar nuestro lonche, nuestros aperitivos, y dejar todo lo que hacemos en las mañanas ya preparado. Les aseguro que esto les va ayudar mucho para no sentirse apresuradas en las mañanas.

3.Haz algo que realmente disfrutes en las mañanas

Haz algo que realmente disfruten hacer en las mañanas. A mí por ejemplo me encanta tomar mi café en las mañanas. Y realmente me emociono todas mis mañanas porque sé que voy a tomar mi cafecito. ¿Qué es lo que tú disfrutas? Si les gusta la música, hagan una lista para su rutina de la mañana. Si les gusta leer, tómense 5 minutos para leer antes de que comiencen a arreglarse ¡Tener algo que disfruten hace nuestras mañanas mucho más fáciles!

Así que, apliquen una o todas estas rutinas y verán que empezaran a disfrutar sus mañanas mucho más. Hagan esto constantemente para ver resultados. Esto a mí me ha ayudado mucho, ¿qué otros consejitos tienen ustedes para poder disfrutar más de nuestras mañanas?