Por: Diana Blaquel  

Sé amable contigo misma y sé amable con tu mente. Vivimos en un mundo lleno de expectativas, todos tienen una opinión para dar y ciertas expectativas que depositan en otras personas, sobre lo que deberían ser, sobre cómo deberían actuar e incluso sobre cómo deberían pensar. 

Otros temas que te podrían interesar: 

¿Cómo cultivar amor propio?

¿Cuántas cosas bonitas dices de ti?

Al no tener una verdadera identidad en Dios, tratamos de cumplir con todas esas expectativas que depositan en nosotras; por lo que es posible que nos exijamos de más y seamos muy duras con nosotras mismas al momento de juzgarnos. 

Dios te ama, tal cual eres, por eso es tiempo de ser más amable contigo y con tu mente. En esta tarea, queremos compartirte 3 formas de ser más amable contigo misma. 

1. Date reconocimiento.

Por lo general, somos rápidas en reconocer los logros de los demás; somos las primeras en felicitar a la amiga que inició su negocio, celebrar a un familiar que se graduó de la universidad o festejar a la compañera de trabajo por recibir una promoción. Es maravilloso celebrar y reconocer los logros de las personas, pero a veces somos lentas en reconocer nuestros. Asegúrate de tomar conciencia de tus propios logros y de darte un reconocimiento a ti misma. Dale gloria a Dios por todo lo que Él te permite lograr. ¡Dale gracias a Dios por permitirte lograr metas y celebra!  

31

2. Cuídate bien.

Una de las mejores formas de demostrarte amabilidad es cuidándote bien. Duerme lo suficiente, bebe más agua y come más frutas y verduras. Si tú no te cuidas nadie más lo hará. La biblia dice en 1 Corintios 6:19-20 (NTV) “¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos,  porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo”. Así que toma un espacio para consentirte y cuidar de ti, pues somos obra de Dios, en nosotras habita el Espíritu Santo.

30

3. Haz algo que te de alegría.

Procura incluir en tu día actividades que te traigan alegría. Pueden ser actividades pequeñas como dibujar, escribir en tu diario, hornear un pastel, tocar un instrumento, o dar una vuelta en bicicleta. Haz algo que te haga sonreír. La Biblia dice en Proverbios 17:22 (NTV) El corazón alegre es una buena medicina, pero el espíritu quebrantado consume las fuerzas.

33

Ánimo Mujer Victoriosa, Dios ha hecho de ti una gran obra, eres valiosa, especial. Una Mujer Victoriosa, por eso deleitate en Dios y en la obra que Él ha hecho de ti,  el cuidado personal es esencial; cuídate, ámate y valora lo que Dios hizo  en ti. 

Diseño sin título - 2021-12-14T112020.788
Diana Blanquel:
Comunicadora, locutora  y conferencista.
Mujer de fe y de oración.
Presentadora de Mujeres Victoriosas.
Redes sociales:
Instagram: @dianablanquel 
Facebook: @dianablanquel 

Únete a @mujeresvictoriosas1

Para más inspiración suscríbete a nuestro canal de Youtube https://bit.ly/32EtQUE 

Si quieres ordenar el libro de Mujeres Victoriosas aquí te compartimos el link: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Más Popular